fbpx

Recomendaciones para visitar el museo del Prado

Ir al Museo Nacional del Prado es una delicia si lo haces acompañado por un experto en la materia. A continuación tienes unas recomendaciones sobre cómo mejorar la experiencia de la visita a este museo y cómo Tour Time puede mejorar ese rato con una visita guiada al Prado. Siempre puedes comprar una entrada y hacer la visita por tu cuenta, pero ¿habrás disfrutado de la experiencia completa yendo solo sin un guía experto?

Hagas tu visita al Prado solo o con nosotros, aquí tienes algunas sugerencias para mejorar tu visita:

Cómo ir al Museo del Prado:

Puedes elegir la forma de llegar al museo según vivas o no en Madrid, te vendrá mejor uno u otro independientemente de tomar un taxi o un VTC.

  • Vehículo propio. Puedes aparcar en zona azul o verde (ojo que está limitada a 2h) o buscar algún parking cercano en Plaza de las Cortes s/n o Montalbán 4.
  • Transporte público: Autobús. 001, 10, 14, 27, 34, 37, 45, C03. Metro: Museo del Prado – Jardín Botánico (64 m).
  • Si sales directamente desde el Aeropuerto tienes varias opciones: Metro Línea 8 (trasbordo líneas 4 y 2). Tren Recoletos y Atocha Líneas C1 y C10. Bus Línea 203. Taxi
  • La Estación de Tren más cercana es la de Atocha RENFE (1 km).

¿Visitarás el Prado solo o en grupo?

¿Cuántas personas vais? Hasta 7 personas no se considera grupo. De 8 a 29 seríais un grupo y eso obliga a llevar audioguías y a pagar al museo unos gastos de gestión de 15€.

Carlos I figura desnudo. Museo Del_prado
Carlos V y el furor sin armadura

Si has organizado la visita con Tour Time, queda con tu guía en la estatua de Goya, frente a las taquillas.

Una vez te encuentras con tu guía, te acompaña a la entrada. Allí se enseñan las entradas para acceder al recinto y es necesario pasar un control de seguridad.

Dispones de consigna, donde puedes dejar tu abrigo (porque dentro hace calor), mochila, etc. No está permitido pasar botellas o recipientes de agua como consecuencia de los últimos actos vandálicos. Tampoco está permitido hacer fotos salvo en la sala de las Musas o en el recibidor.

La temperatura del museo es agradable en casi todas partes.

Una vez dentro, la guía te pone en antecedentes del Museo y a partir de ahí, comienza la visita guiada por las principales obras.

No es lo mismo entrar al museo y ver las obras tú solo, que ya es un buen plan, que verlo con una experta historiadora del Arte que te cuente lo que rodea a cada pintura, su historia, motivaciones, técnicas, detalles, anécdotas, leyendas, etc. ¡Hasta de qué perspectiva ver la pintura! Hay cuadros que cambian mucho si los miras de un lado u otro.

Te da tiempo a ver en torno a unas 8-10 obras, en cada una puedes estar unos 10 minutos. Si hay gente, conviene hacer caso al guía para ubicarse de la mejor forma posible para disfrutar cada detalle importante. Desde unas lágrimas que parecen casi reales hasta la distinta perspectiva que se puede tomar en algunas obras.

El guía sabe moverse por el museo para ir al grano y disfrutar de las principales obras de la pinacoteca o adaptar la visita a las necesidades de cada grupo. No solo hay pinturas, hay otras obras de arte con verdadero valor y curiosidades que contar.

Si hace falta, según la audiencia, el guía se adapta. No es lo mismo un grupo de estudiantes, que un grupo de empresarios, que un grupo de un departamento o una familia. 

Es importante evitar el horario gratuito, a partir de las 18 horas hay unas colas enormes y la calidad de la visita se deteriora bastante al incrementarse el número de personas, el ruido, etc.

Al final de la visita, llega el momento de la foto de recuerdo. Tour Time la suele personalizar con lo necesario para que el recuerdo sea más bonito todavía (cumpleaños, eventos de empresa, regalos, etc.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.